jueves, 8 de agosto de 2013

Italia

Debería de estar dormida. Oh mi dioj, me voy a arrepentir de esto en un rato cuando tenga que despertar para ir al colegio a ver a los de nuevo ingreso sufriiiiiir. Okey, ando de ociosa y no quiero dormir. Estoy cansada, sí, pero sé que en cuanto esté con las luces apagadas y bajo mi cobija, no voy a poder quedarme dormida. ¿Hace cuánto tiempo que no escribía? Ay, más de un mes. Bueno, tengo excusa.

¡ME FUI A ITALIA Y HA SIDO LA MEJOR EXPERIENCIA QUE HE TENIDO EN MI VIDA!

Déjenme emocionarme como niña chiquita por un momento. c:

Estuve casi un mes ahí. El 29 de junio salí de la ciudad de México y el 26 de julio salí de Roma. No sé ni cómo explicarles todo lo que ese viaje ha significado para mí. Fue irreal. Aún me cuesta creer que haya pasado. Me pone triste saber que no se repetirá. Supongo que algún día podré volver a la bella ciudad de Florencia pero nunca volvería a ser lo mismo. No estaría con los mismos amigos. No me estaría quedando con mi mamá italiana. No estaría cenando la deliciosa comida de mi mamá italiana todos los días. No sería una experiencia totalmente nueva. No estaría con los mismos amigos.

He vuelto a caer en la rutina y lo peor es que no es una rutina divertida. Ya no sé cómo hacerle para dejar de estar de floja y ponerme a hacer algo productivo.

Este solo ha sido otro día más en el que me la he pasado acostada en mi cama todo el tiempo. Si acaso, me paré para ir por comida. ¡Oh, esperen! Mi mamá me trajo la comida a la cama. Olvídenlo.

Góndola en Venecia
Izquierda a derecha: Yo, Ana, Andy, Aída (Sí, todos nuestros nombres empiezan con A)

Creo que nunca había mostrado mi cara en el blog. Hola, mucho gusto. Soy Alexis(? Okya, me iré a dormir. Buona notte.

Alexis